¿Alguna vez has tenido la sensación de que ciertas palabras no tienen el mismo significado cuando se pronuncian en un contexto sexual y fuera de él? Tal vez incluso hayas observado que ciertos términos generalmente vulgares tenían incluso el poder de excitarte. A esto se le llama charla sucia o conversación erótica . Aunque muchos de nosotros no nos atrevemos a hablar de ello o no nos sentimos capaces, intentar hablar sucio puede aportar una dimensión nueva y divertida a los juegos de dos personas. Aquí te dejamos una pequeña guía para que lo pruebes y veas si te gusta.

Los fundamentos de las conversaciones sucias

Hablar sucio es la clave para hacer realidad tus fantasías . Al ir más allá de las prohibiciones, te permite poner palabras a tus deseos más profundos sin tener miedo de decir algo incorrecto. Por fin podemos expresar nuestros deseos de forma auténtica y honesta.

Para probar, te recomendamos que te dejes llevar y lo mantengas simple.

No es necesario aprender un discurso ni crear un escenario de juego de roles completo:

  • Comparte cómo te sientes.
  • Di lo que quieres hacer.
  • Expresa lo que te gustaría que tu pareja te hiciera.

Si tienes miedo de decirlo en voz alta, empieza poco a poco: envía mensajes de texto. Sea bromista y envíe su mensaje en el mejor (o peor) momento. Mientras tu pareja está en el trabajo o de compras , deja sutilmente pistas sobre tus ardientes deseos de momentos íntimos por venir.

El principal objetivo de las conversaciones sucias es compartir el placer con tu pareja. Explore lo que los excita a ambos y use palabras que evoquen su apetito mutuo.

Jenny Block, experta en relaciones y autora de O Wow: Discovering Your Ultimate Orgasm , explica que “las conversaciones sucias innovadoras y significativas nos sacan de nuestra rutina diaria y nos llevan a un mejor desempeño sexual ”. Añade además que “Nuestro cuerpo puede sentir algo, pero si nuestra mente está en otra parte, el placer no estará ahí”.

Por lo tanto, verbalizar tus deseos te permite reunir el cuerpo y la mente, la palabra y la acción, el deseo y el placer en un mismo lugar: el momento presente.



Elementos importantes a tener en cuenta para hablar sucio

La confianza

La confianza es esencial cuando se trata de conversaciones sucias. Asegúrese de que usted y su pareja se sientan cómodos y seguros el uno con el otro al explorar esta área.

Para crear un clima de confianza, puedes discutir con antelación y compartir tu deseo de probar esta práctica . Los intentos de utilizar palabras groseras o verbalizar el placer propio a veces pueden parecer torpes y resultar una sorpresa cuando se inician espontáneamente durante el acto.

Evitamos así que la otra persona se sienta insultada o desestabilizada y sentamos las bases antes de lanzarnos.

El consentimiento

Antes de iniciar conversaciones eróticas, asegúrate de obtener el consentimiento de tu pareja. Discuta los límites y preferencias de cada uno para asegurarse de que ambos estén en la misma página.

Algunas personas asocian ciertos términos con negatividad debido a sus antecedentes o cultura. Es fundamental ser consciente de lo que es apropiado para los demás y lo que no.

El placer

Como se mencionó anteriormente, la esencia misma de las conversaciones sucias radica en la búsqueda del placer mutuo con la pareja . Explorad juntos aquello que os estimula y no dudéis en utilizar un lenguaje crudo y sugerente para evocar esas sensaciones que os electrizan.

Déjate llevar por tus deseos y compártelos libremente, porque es en esta complicidad verbal donde se teje una intimidad aún más fuerte.


Los diferentes estilos de hablar sucio.

lo sutil

Utilice sugerencias ligeras e insinuaciones en lugar de palabras explícitas.

Por ejemplo, frases como “ No puedo esperar a sentir tu piel contra la mía esta noche ” son sutilmente eróticas. Este tipo de charla sucia es perfecta si recién estás comenzando.

La vida

Utilice un lenguaje más crudo y explícito . Dile a tu pareja exactamente lo que quieres hacer o lo que te gustaría que te hicieran. Por ejemplo, " Quiero que ahora me sujetes de las caderas " es una forma directa de comunicar tus deseos.

El romántico

Incorpora palabras dulces y cumplidos en tus intercambios eróticos. Expresa tu cariño y deseo por tu pareja sexual de una manera apasionada y romántica. Por ejemplo, " Eres tan sexy cuando me miras así " agrega una dimensión romántica a las palabras sucias.

El dominante

Utilice un tono autoritario y autoritario para expresar su deseo de controlar la situación . Utilice oraciones al dar órdenes para explorar el juego de roles de dominación versus sumisión. “ Mírame a los ojos”,Bésame ” o incluso “ Quédate ahí ”.

Ánimo

Cuando tu pareja haga exactamente lo que quieres, ¡no dudes en decírselo! Esto le ayudará a continuar y sentirse valorado.¡Sí, otra vez, aquí mismo, así, por ejemplo!”

Por supuesto, hay más, las conversaciones sucias no se limitan a estas, deja que tu creatividad hable , deja que tu imaginación tome el control. Tú escribes tus propias reglas.

Nuestros consejos para abordar el tema con tu pareja.

1. Comunicarse sobre el tema

Lo expresamos en el párrafo anterior, pero es fundamental reafirmarlo : comunicar bien en sentido ascendente es fundamental.

Para evitar molestar a tu pareja con tus palabras, tómate el tiempo para discutir juntos tus límites y lo que es cómodo para todos antes de comenzar. La comunicación abierta y transparente puede ayudar a establecer puntos en común y evitar malentendidos.

Pregúntele qué le gusta escuchar o qué palabras le resultan naturales cuando ambos están perdidos en el calor del momento. Este también es un buen momento para compartir tus preferencias.

2. Encuentra el momento adecuado para hablar de ello.

Hablar de sexo suele ser un desafío, por lo que es normal que la idea de abordar el tema de las conversaciones sucias pueda causar algún ligero malestar en ti o en tu pareja.

Por eso te recomendamos que elijas el momento más adecuado para discutir abiertamente las expectativas de todos.

Opta por un momento en el que estés tranquilo y relajado , sin que haya demasiada tensión sexual en el aire.

Incluso puedes programar un tiempo dedicado a esta conversación , de modo que todos puedan pensar de antemano en su posición sobre las conversaciones sucias.

Evite abordar el tema durante periodos de mucha actividad en la oficina o durante fases intensas de su vida.

3. Comience suavemente

Si ambos son nuevos en esto, comiencen con sugerencias ligeras y palabras amables antes de explorar expresiones más explícitas.

Esto le permitirá crear un ambiente confortable y ganar confianza gradualmente.

Permítete sentirte incómodo y reírte cuando ciertas palabras no tengan el efecto deseado. Estás ahí para pasar un buen rato , no debes tomarte demasiado en serio esta práctica.

4. Aceptar la desgana

Sea comprensivo si su pareja no se entusiasma inmediatamente con la idea de intentar hablar sucio. Respeta su ritmo y sus límites, y dales tiempo para que se acostumbren a la idea antes de pasar a la acción.

Puedes deconstruir algunas ideas preconcebidas sobre esta práctica explicando, por ejemplo, que no siempre se trata de malas palabras o expresiones vulgares.

Si la persona rechaza categóricamente la conversación erótica durante el acto, debes respetar su elección .

5. Muestra paciencia y escucha

Sea paciente y escuche las reacciones de los demás durante sus intercambios de conversaciones sucias. No dude en solicitar comentarios para asegurarse de que se sienta cómodo y disfrute de la experiencia.

Una leve risa nerviosa puede ser inofensiva, pero a veces una palabra puede molestar a tu otra mitad. Es posible que no encuentre inmediatamente las palabras para expresar lo que le ha estado molestando. Así que observe su lenguaje corporal y déle tiempo para expresar con palabras lo que sintió.

6. Dar y recibir comentarios

Hablar de ello antes es fantástico, pero hablar de ello después es igual de importante.

La retroalimentación constructiva le permite expresar lo que se apreció y lo que se puede mejorar para el futuro. Una vez que la tensión sexual y la excitación hayan disminuido, podrás hablar de tu experiencia abiertamente y sin juzgar .

Esto promueve una mejor comprensión mutua y fortalece la conexión emocional entre los compañeros de juego. ¡Solo podrás hacerlo mejor la próxima vez!

Si las conversaciones sucias han despertado tu curiosidad durante mucho tiempo, ¡tienes todo lo que necesitas para finalmente practicarlas con tu pareja ! La experiencia puede parecer incómoda o artificial al principio, pero prometemos que con el tiempo, esta práctica traerá diversión y fortalecerá la intimidad bajo las sábanas. ¿Quieres seguir explorando juntos? ¿Por qué no probar la masturbación en pareja ?

GO LOVE YOURSELF

Preço de venda99€
Je craque
Preço de venda119€
Je craque

Cada jueves, encuéntranos en tu bandeja de entrada con nuestros últimos favoritos, un artículo exclusivo y una pequeña nota de Marie.
¡Tómate una merecida Pausa Puissante! ❤️

¡Hacer el bien es normal!

Marca comprometida

Sigamos en contacto para disfrutar de muchas anécdotas suculentas.