En finir avec le mythe de la virginité
5 minutos

Poner fin al mito de la virginidad

Asociada con la noción de pureza moral en muchas culturas, la virginidad es en realidad mucho más que la historia de un himen desgarrado . En este artículo, Puissante decide arrojar luz sobre los mitos que rodean la perforación del himen. Nuestro objetivo: ¡devolver el conocimiento de nuestra anatomía a nuestras manos y recuperar el poder sobre nuestro cuerpo , por supuesto!

Ser virgen: las consecuencias del culto a la pureza

En algunas partes del mundo, la virginidad se considera una mercancía . Las mujeres pueden ser vendidas por su castidad o forzadas a prostituirse para pagar una deuda familiar. En la India, en particular, la práctica de vender la virginidad suele asociarse con las castas más bajas y las comunidades más marginadas.

Entre los xhosa de Sudáfrica y Namibia, las jóvenes practican la ceremonia Ukuthwala . Esta ceremonia marca la entrada de la joven a la vida adulta y consiste en un período de aislamiento y purificación . La ceremonia también incluye la demostración pública del himen de la niña .

🔎 Pero no hace falta mirar tan lejos para ver las consecuencias del culto a la virginidad. En Francia , algunas familias siguen pidiendo pruebas de virginidad a sus hijas para comprobar su pureza antes del matrimonio.

Alerta spoiler: es imposible saber si una persona ha perdido la virginidad . Los médicos sólo pueden observar el estado del himen. La Organización Mundial de la Salud también condena las pruebas de virginidad, que califica de humillantes y traumáticas.

La presión para permanecer virgen es tan fuerte que a veces conduce a prácticas peligrosas, como la cirugía para recrear un himen o la introducción de cápsulas de sangre falsa en la vagina.

¿Listo para desmitificar la virginidad y cambiar las cosas? 🔥


Sobre la diversidad del himen

Primer mito, y no el menor: la virginidad está ligada a la presencia o ausencia del himen en la mujer. No.

El himen es una fina membrana situada a la entrada de la vagina y que la separa de la vulva. Está naturalmente perforado con un pequeño orificio más o menos estrecho que permite el flujo de la regla y el flujo blanco. No somos los únicos que tenemos himen, otras especies de mamíferos también lo tienen.

Como puedes imaginar, no todas las mujeres y féminas nacen con el mismo tipo de himen. Su elasticidad y forma varían mucho de una mujer a otra. Al igual que ocurre con el aspecto de nuestros pechos, nuestro clítoris o nuestra vulva, algunos himen son más gruesos y resistentes, mientras que otros son más finos y frágiles. 💪

Es precisamente esta elasticidad la que provocará más o menos sangre o dolor cuando se perfore el himen.

El primer informe se hace con sangre y dolor.

Todos a coro: ¡Mal! 🎵


La respuesta correcta se encuentra una vez más en el corazón de nuestra anatomía. La cantidad de sangre cuando se rompe el himen depende del grado de vascularización del himen, que varía entre mujeres. Un himen más flexible y menos vascularizado tenderá a sangrar menos que un himen grueso y lleno de pequeñas venas.

Cuando se trata de dolor, nuevamente , no existen reglas universales . Algunas mujeres sienten el desgarro del himen mientras que otras ya tienen el himen perforado debido a la introducción de un tampón o a la práctica de deportes, por ejemplo. 💃

¿Quieres la verdad? La molestia o dolor experimentado no sólo está relacionado con la rotura del himen, sino también con la limitada experiencia de la pareja y la falta de lubricación de las mucosas durante la penetración.

Primera vez ≠ penetración

Otro mito que persiste en las cabañas: la confusión entre primera vez y penetración vaginal. Entonces, en tu opinión, ¿ser virgen es una cuestión de anatomía o de despertar sexual?

Muchos actos sexuales pueden considerarse una primera vez. La masturbación mutua, el sexo oral, la sodomía son prácticas que estimulan el placer sin que implique penetración. También hemos escrito un artículo enteramente sobre el tema para usted.

Sin embargo, la primera vez debería ser sinónimo de desfloración, ¿no? 🤔

Cuando cuestionamos los detalles de la pérdida de la virginidad, rápidamente nos damos cuenta de que las cláusulas del contrato son relativamente vagas.

Comprender lo absurdo de este mandato es un primer paso hacia una sexualidad más libre y plena en la que todos se centren en el placer y el consentimiento mutuo en lugar de en la presión social y las normas rígidas. ✨

Un acto sexual no se limita de ninguna manera a la penetración y no necesariamente termina con un orgasmo.

Por tanto, es fundamental promover una educación sexual inclusiva y respetuosa que tenga en cuenta la diversidad de prácticas e identidades sexuales. 👏

Cuestionar la noción de virginidad nos permite devolver un poco de bondad y respeto a nuestra sexualidad . Si ha aprendido nueva información sobre su anatomía, considere compartirla con quienes lo rodean . ¿Quieres seguir rompiendo tabúes sobre nuestro cuerpo de buen humor? Te ofrecemos este artículo sobre orgasmos vaginales y clitorianos.

GO LOVE YOURSELF

Precio de venta109€
Je craque
Precio de venta119€
Je craque

¡Hacer el bien es normal!

Marca comprometida

Sigamos en contacto para disfrutar de muchas anécdotas suculentas.