La endometriosis es una enfermedad ginecológica rodeada de dolor, fatiga, ansiedad y muchas veces deambulación para los pacientes. Afortunadamente, cada vez se habla más de la salud íntima femenina y se desarrollan soluciones cada vez más adecuadas. Endo también tiene un impacto directo en la sexualidad y la profesión médica todavía aborda muy poco el tema. Iluminarlo sobre la cuestión y brindarle algunas vías de exploración para retomar el camino del placer.

¿Cómo impacta la endodoncia en nuestra sexualidad?

Entendiendo la dispareunia

Detrás de este término médico se esconde un dolor muy real durante las relaciones sexuales. Aunque no es exclusivo de la endometriosis, el riesgo de padecerla es más de 7 veces mayor para las personas que padecen endometriosis. ⚡⚡

Según este mismo estudio, casi la mitad de las chicas endo sufren al hacer el amor. Como las malas noticias nunca llegan solas, existen diferentes tipos de dispareunia.

  • Cuando se produce dolor durante la penetración profunda, se denomina dispareunia profunda.
  • Cuando son los choques peneanos los que los desencadenan, se llama dispareunia balística.
  • La dispareunia posicional se manifestará dependiendo de la posición sexual
  • Finalmente, llamamos dispareunia de intromisión al dolor en la entrada de la vagina que muchas veces surge de la aprensión del dolor de la penetración.

Las contracciones musculares son en ocasiones la causa del dolor al final de la relación sexual. Estos espasmos tiran de las lesiones y adherencias causadas por la enfermedad.

Endo y libido

Ya sea profunda o no, la endometriosis causa dolor y afecta enormemente la sexualidad de la mujer. Una relación ya no es sinónimo de placer cuando aparece la aprensión.

El miedo al dolor se apodera de nosotros y no da ninguna posibilidad de que la excitación se apodere de nosotros. 👎

En términos de amor propio, la confianza en uno mismo puede verse afectada. El endo también puede provocar tensiones en la pareja cuando la comunicación no es buena o la relación con la sexualidad se reduce al rendimiento.

Finalmente, los tratamientos hormonales como la píldora pueden influir en nuestro deseo. Aunque es útil para ralentizar la progresión de las lesiones y aliviar el dolor, puede provocar una disminución o un aumento de la libido. 🏹

Habrás comprendido que la endo es un infierno en el día a día. Ya era hora de que los medios de comunicación, la medicina y los políticos consideraran seriamente la cuestión.

Hacer el amor con endometriosis

Más allá de la penetración

Hagamos un recordatorio aún necesario: la penetración de un pene o de un objeto no es en modo alguno un paso obligatorio para el disfrute.

Contrariamente a la creencia popular, una relación exitosa no se reduce a la fórmula Juegos previos + Penetración = Orgasmo. Demasiado centrado en el placer masculino, este enfoque comete el error de ver la prelis como una simple introducción, un comienzo genético de la acción real. 🎬

¡Y afortunadamente! Repensar la forma de hacer el amor solo o con tu pareja abre un océano de posibilidades.

Por ejemplo, puedes concentrarte en estimular el clítoris con los dedos, la boca o un objeto cuyo secreto Puissante tenga. 😉

Busca también otras zonas erógenas que, una vez estimuladas, te prenden fuego en un abrir y cerrar de ojos. Las orejas, la parte posterior de las rodillas, los pechos o el ano son lugares donde la piel es fina y por tanto más sensible a las caricias.

Además, existen una variedad de posiciones que se realizan sin penetración y que son muy comunes entre las parejas de lesbianas. Pensemos, por ejemplo, en la Liana, las Tijeras o la Amazona.

Variar posiciones

Hablando de posiciones, también puedes buscar aquellas en las que no haya dolor. Si sabes qué tipos de dispareunia padeces o cómo se manifiesta el dolor, podrás encontrar más fácilmente las adecuadas para ti. 🔥

Andrómaca son las posiciones en las que estás arriba te permitirán guiar mejor el ritmo y la profundidad de la relación.

La Cuchara poco profunda te ayudará a disfrutar del placer sin que la penetración llegue hasta lo más profundo de la vagina.

Mantener la movilidad de la pelvis.

La endo produce lesiones que provocan adherencias cicatriciales capaces de dañar el suelo pélvico. En concreto, esto significa que, con el tiempo, la pelvis puede endurecerse y el dolor se extiende a la zona lumbar.

Y eso no es posible. ❌

La fisioterapia, la osteopatía y los ejercicios de yoga específicos le ayudarán a mantener esta movilidad. Intenta estirar la pelvis, las caderas y relajar el perineo para mantener el movimiento en esta zona del cuerpo.

Estar acompañado de un profesional.

Estar acompañado de un terapeuta sexual es crucial para trabajar el aspecto psicológico de la enfermedad. Un enfoque conductual te permitirá recuperar el poder sobre tu relación con tu cuerpo y tu sexualidad. 💖

En Francia, el hospital de día clínico Tivoli-Ducos de Burdeos y el CHRU de Nancy son los dos establecimientos que integran plenamente la psicosexualidad en su curso dedicado a las pacientes con endometriosis.

Trabajar con un profesional especializado en el manejo del dolor también es una opción a explorar. Según tus afinidades, puedes contactar con un médico o un sofrólogo para descubrir técnicas de relajación. 🧘

La endometriosis es una enfermedad ginecológica que a menudo es sinónimo de sufrimiento para las mujeres afectadas. Entre el dolor y la divagación médica, el camino es largo. Pero el dolor y las fluctuaciones de la libido no son inevitables. Esperamos que las pocas ideas propuestas en este artículo te ayuden a mejorar el amor, a encontrar cómo experimentar una sexualidad plena. Para ir más allá, le recomendamos encarecidamente que consulte Endo Lab , que le ofrece soluciones para tratar los síntomas de la enfermedad. 🥰

GO LOVE YOURSELF

Preço de venda99€
Je craque
Preço de venda119€
Je craque

Cada jueves, encuéntranos en tu bandeja de entrada con nuestros últimos favoritos, un artículo exclusivo y una pequeña nota de Marie.
¡Tómate una merecida Pausa Puissante! ❤️

¡Hacer el bien es normal!

Marca comprometida

Sigamos en contacto para disfrutar de muchas anécdotas suculentas.